Muebles

Tipos de sofás

Los tipos de sofás que existen hoy en día son muy variados, en la antigüedad solo habían algunas formas de sofá muy básicas. Podemos decir que el sofá es el mueble más importante del salón hoy en día, damos mucha importancia a su diseño, calidad o comodidad.

Al ser uno de los muebles más destacados de la casa se deben tener en cuenta algunos factores a la hora de escoger que sofá comprar. Por eso, se debe escoger correctamente el tipo, tamaño, dimensiones y capacidad. Siempre teniendo en cuenta que encaje en nuestras necesidades, el lugar dónde se instalará y el uso que queremos darle.

No todos los sofás tienen la misma función en la sala de estar. Es por eso que hay que analizar detenidamente para que lo vamos a querer.

Muchas veces será para atender a nuestras visitas y poder disfrutar de largas reuniones. En otros casos querremos relajarnos mientras leemos un libro o descansamos con una buena siesta en un momento de desconexión. En esta pequeña guía sobre sofás de salón te aconsejamos sobre el modelo a escoger para ese rincón de casa o de la oficina que necesitas decorar.

Sofá de una plaza o sillón

Todo sofá individual o sillón es ideal para amueblar salones de apartamentos pequeños o para añadir otra plaza extra si ya tienes un sofá. Podrás amueblar estancias reducidas o un espacio personal donde descansar tranquilamente, dedicando tiempo a leer, para ver la televisión o trabajar con el ordenador. Crea tu rincón de lectura, tu zona de relax o añade un sitio extra para tus invitados.

Si estas buscando disfrutar de un reposo merecido después de un día de trabajo o por haber estado haciendo deporte, podrás descansar gracias a la comodidad de tu sillón.

Escoge un sofá individual que encaje por tamaño y comfort a tus necesidades, los hay de gran tamaño y otros más minimalistas. Primero tienes que tener en cuenta la altura entre el asiento y los brazos, no todos los sillones son iguales, ni están hechos para todo el mundo. Después, puedes jugar con tonos de tapizado diferentes entre los sillones y el sofá, así generaras un contraste de colores que puede dar más dinamismo a tu sala de estar.

Sofás de dos plazas o tresillo

Este modelo de sofá tradicional es uno de los más habituales en la decoración de casas, porqué son muy adaptables y versátiles. Si el salón es grande se suele utilizar un sofá de 3 plazas más otro sofá de 2 plazas, pero lo habitual es ver uno de tres plazas mas dos sillones o uno de dos plazas más un sillón, todo dependerá del espacio que se disponga. Del mismo modo, podemos combinarlo con butacas. Ayudan a tener una decoración más ligera al ambiente, además de disponer de un respaldo más inclinado frente a los sillones.

En muchos casos, se acompaña el sofá o sofás con algún puff o bancos para añadir un asiento que ocupe poco espacio para salas pequeñas.

Los tresillos también son muy utilizados en espacios exteriores, cómo una terraza, la zona chill out del jardín o un porche. Además, en sitios interiores como la recepción de la oficina o despacho, la entrada del hotel o una zona VIP en un evento.

Sofás de tres plazas

 

Los sofás de tres plazas son los más habituales que podemos encontrar en una casa, se utilizan en habitaciones o salones espaciosos. Además, a diferencia de los sofás de dos plazas permiten que dos personas se puedan estirar más cómodamente. 

Si se le suman unos sillones o un sofá doble, podremos disfrutar de reuniones más grandes al disponer de mas plazas para sentarse. No son tan baratos como los sofás más pequeños, pero sale mas rentable si necesitamos más plazas.

Hay que tener en cuenta las medidas, porque, algunos modelos de tres plazas son más pequeños que otros. Debido a eso, si queremos tener un asiento en el cuál puedan estar tres personas de manera cómoda, habrá que escoger los de más de 200 cm de ancho.

 

Se suelen usar en casas y oficinas en los que hay bastante espacio y además se suele usar normalmente por más de una persona. Este tipo de sofá es muy versátil al poder usarlo una o más personas aportando gran comodidad en el día a día.

 

Sofá Chaise longue

Es el aliado perfecto para todo salón grande que dispone de amplitud para la zona de relax. Este tipo de sofá chais longue dispone de un lado más largo. Por lo tanto, permite estirar las piernas y decansar mirando la televisión o leyendo, también se puede usar como espacio extra para estar sentado.

Podrás disfrutar de reuniones en familia o con tus visitas, pudiendo olvidarte de tener que añadir más asientos. Normalmente este tipo de sofá se utilizan para no añadir más muebles para sentarse. Además, los de tamaño más grande permiten sentarse unas 6 personas sin inconvenientes.

También se les llama sofás en L debido a estar construidos con un lado más largo que el otro que recuerda a la forma de una L mayúscula.

Son tipos de sofás que sirven para decorar ambientes de diferentes características que dispongan de un mínimo de espacio para amueblarlos. En los casos más habituales podemos usarlo para dividir espacios en un apartamento tipo loft, colocarlo para ver la televisión en diagonal en un salón con poco espacio, como sofá esquinero, para generar una división entre zonas de un salón grande y un sin fin de opciones.

Cómo crear estos tipos de sofás sin comprar uno

En muchos casos se puede reemplazar por una opción muy similar que se trataría de combinar sofás de 2 y 3 plazas. De esta forma no obtendríamos la comodidad al estirarse de cara a la tele en el lado largo del sofá chaiselongue. En el espacio libre que quede entre ambos sofás se puede poner una mesita con algún elemento de decoración o una lámpara encima de ella, también se puede poner una lampara de pie o una planta.

El sofá Chaise Longue siempre se ha asociado al lujo y a la gente con una gran poder adquisitivo, pero hoy en día eso ya no es así, hay muchas opciones económicas e incluso hay sofás baratos de tipo chaiselongue.

El sofá rinconero

Un sofá rinconero es muy parecido al sofá chaiselongue o L, pero, la diferencia es el tamaño de ambos lados, en este caso son igual de largos. Permitiendo aprovechar mucho mejor paredes que en ambos lados dispongan del mismo espacio libre, tendrás un rincón muy cómodo.

Con el podrás crear un rincón de relax y ocio para la familia o los invitados. Será el espacio más agradable de la casa dónde descansar, compartir momentos únicos en grupo o disfrutar de películas y series. Es muy apropiado para familias numerosas que requieran de un asiento amplio para reunirse todos juntos los domingos.

Se usan mucho también para amueblar terrazas dónde hay un gran espacio para el sofá y se pretende aprovechar los metros al máximo. Esto permite hacer grandes reuniones con la familia y los amigos, pudiendo disfrutar al aire libre mientras te relajas.

Los sofás modulares

No son una invención nueva, pero los sofás modulares se están poniendo de moda últimamente. Es un mercado que ha ido en crecimiento los últimos años y tiene un porqué claro, permiten aprovechar al máximo el espacio que tenemos para el sofá. Es sabido que cada casa tiene un salón de unas medidas y tamaño muy diferentes al resto, por lo que no todo los muebles son ideales para todos los hogares.

Asimismo, con este tipo de mueble se puede crear una decoración divertida si combinamos modulos de colores diferentes, o no los repartimos de forma lineal. Esto permite decorar de una forma creativa, dinámica y con estilo.

Gracias a estar fabricado por partes móviles que se van acoplando entre ellas, permite que se puedan desplazar con facilidad y es más rápido limpiar el salón. Los módulos se pueden ir colocando para crear la forma que más necesitemos, en forma de L, en forma de U, una X, con separaciones y más posibilidades que dependerán de tu imaginación.

Futón

Este sofá que es más conocido como futón occidental es el más moderno de todos, con su aparición en los años 80 mediante el diseño de Brouwer, inspirado en el futón japonés.

Se suelen componer por un colchón de espuma y algodón, con una estructura que permite convertir el sofá en una cama al bajar el respaldo del bastidor dejándolo totalmente plano. Esto permite aprovechar el espacio en apartamentos pequeños dónde todo está en una habitación y durante el día quieres tener el sofá. También se usa para añadir una cama de invitados en casas que no tienen ninguna habitación extra para las visitas.

El clásico sofá cama

Un sofá cama aporta una fácil y rápida solución cuándo necesitas versatilidad en tu salón o habitación. Es el mueble por excelencia que se ha usado siempre para solventar el gran problema de espacio en muchos hogares. Su funcionalidad es total, permite tener un sofá y una cama al mismo tiempo sin ocupar más espacio o tener que comprar dos muebles.

Es la forma perfecta para aprovechar espacio y ahorrar dinero sin perder opciones. Podemos encontrar muchos modelos de sofá en cualquier tienda física o tienda online. Cada vez son más sencillos de montar y desmontar, además de haber aligerado su estructura, facilitando su uso a la gente.

Es más habitual verlos en casas de vacaciones, hoteles, hospitales, alguna oficina y casas con poco espacio.

 

Tipos de sofás por su diseño

 

Actualmente existe una amplia gama de estilos de diseño en los sofás. Por lo tanto, nos permite encontrar el modelo que encaje mejor con nuestro salón. Sin embargo, son pocas las clases de sofás conocidos por la mayoría de compradores.

Entre los más conocidos tenemos: Industrial, Wabi-sabi, Kinfolk, Contemporáneo, Nórdico, Minimalista, Retro, Rústico, Chic, Vintage o Clásico.

¿Y cuál crees que es que mejor encaja contigo de todos estos tipos de sofás? Descubre nuestros modelos en nuestra tienda online:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *