Decoración, Muebles

El diseño escandinavo

muebles escandinavos de diseño

Características del mobiliario nórdico

El minimalismo formal prioriza la función 

El diseño escandinavo es tu aliado perfecto necesitamos decorar un espacio para que se vea limpio y espacioso. Los muebles escandinavos, por su estética simple y austera, son una elección muy acertada.
Es más importante cumplir con el rol para el que se destinan que las formas recargadas, por lo que el diseño nórdico, desde principios de s XX, se caracteriza por una gran funcionalidad, limitando los elementos de adorno o, directamente, eliminándolos.

muebles escandinavos de diseño

Materiales no contaminantes y de producción local
Las maderas claras aportan calidez al ambiente, haciendo los espacios más acogedores.
Maderas locales: los países escandinavos poseen grandes extensiones de bosques que aprovechan y replantan sistemáticamente. Abundan los pinos, abetos, abedules, alerces, chopos y alisos. Son maderas de tonos claros, con un veteado muy discreto. Por eso, los muebles de diseño escandinavo suelen tener tonos claros y cálidos.

Colores suaves, que amplían los espacios
Si buscamos un espacio que ayude a relajarnos, los colores pastel sin contrastes fuertes del mueble nórdico son ideales.

El color está en relación a la escasez de luz natural en Escandinavia, producto de su latitud cercana al ártico. Por ese motivo, los interiores de las viviendas compensan la falta de luz usando tonos claros, suaves, sin exceso de contrastes o tonos oscuros que absorben esa luz tan valorada.

Producción simplificada acorde con el minimalismo

La simpleza formal mejora la durabilidad y facilita el mantenimiento, por lo que una silla compuesta por una carcasa de madera termoformada y patas de acero, es una inversión segura.

La búsqueda de los arquitectos y diseñadores de muebles escandinavos se orienta a la producción simple, a limitar los elementos constitutivos y priorizar un montaje sencillo de la línea industrial. Hay que simplificar los procesos y eliminar el uso de materiales cuyo origen esté alejado de las fábricas.

chairs-2181980_640

Trucos de interiorismo

Menos es más. No cargar los espacios con multitud de objetos y piezas de mobiliario crea la sensación de mayor amplitud. El espacio es algo valiosísimo y a la vez escaso en las viviendas actuales, dado que la altura de techos actual está por debajo de los 3,00 m y muy habitualmente, en los 2,50 m. Así, los elementos altos y oscuros reducen la percepción de altura de las habitaciones.
En vez de muchos elementos, debemos ir a las esencias: asientos, los necesarios; almacenaje, el imprescindible; cuadros y adornos, los que nos aporten belleza en nuestra vida diaria, destacando en el espacio asignado.
Es un truco sencillo: las piezas que incluyamos deben respirar entre sí para ser percibidas y evitar la sensación de agobio.

El color de las habitaciones. Siguiendo la tendencia de los países escandinavos, donde la latitud geográfica condiciona fuertemente la luminosidad natural, las paredes y techos pueden contribuir mediante colores muy claros y, por supuesto, el blanco, el mejor reflector de la luz.
Los tonos suaves pastel pueden aportar, si son cálidos, sensación de intimidad y confort; si son fríos como los verdes y azules, serenidad. Una solución interesante es pintar la mayor parte en blanco y reservar una zona concreta, que coincida con el centro de interés, para un cambio de color, pero siempre en tonalidades claras, asegurando un contraste sutil con el blanco circundante.

 

El tamaño de las piezas de mobiliario. Los muebles clásicos suelen ser altos, oscuros, rotundos. Las tendencias actuales se decantan por muebles bajos, de tonos claros y muy claros, que incrementan la impresión de amplitud de las estancias. Así, en los últimos años hemos observado que los sofás y butacas han ido reduciendo la altura de sus respaldos por debajo de la cota de 0,70 m: curiosamente, esa tendencia ya se inició con la línea de asientos diseñada por Le Corbusier (LC2) en 1928, ya que los respaldos están a 0,68 m!
Atención entonces a este aspecto, dado que el tamaño de una habitación gana en la percepción del observador si colocamos muebles bajos y claros. Por lo tanto los muebles de diseño escandinavo o nórdicos encajan a la perfección.

La luz y la calidez

La iluminación adecuada. El gran secreto del interiorista es la iluminación y no está relacionada con la cantidad, sino con la calidad de ésta.
Hemos vivido épocas en que las bombillas halógenas dicroicas invadieron nuestros techos: eran la moda y, aunque fuera una aberración desde el punto de vista técnico, los cielorrasos se llenaron de orificios circulares para encastrar este tipo de luminaria, que además de ineficiente (el 90% de la energía consumida se disipa en forma de calor…), generan un tipo de haz concentrado que no es adecuado al alumbrado general.
La tecnología ha evolucionado y cambiado, afortunadamente y hoy disponemos de un gran abanico de fuentes de luz basadas en la tecnología LED, con un consumo muy inferior y con distintas posibilidades, como líneas continuas para alumbrar de forma indirecta, luces puntuales de diferentes intensidades para lectura, planos de trabajo, mesas de comedor, iluminación de acento, etc.

Materiales relacionados con la conservación del entorno. En los últimos años hemos vivido un cambio de percepción que también influye en los materiales de interiorismo, procurando que sean más sostenibles, menos contaminantes (reduciendo el impacto en la naturaleza) y a poder ser, que incluyan material reciclado o que pueda ser separado para su reciclado al final de la vida útil.
Los muebles de diseño escandinavo o nórdico, tienen la peculiaridad de fabricarse mediante pocos elementos constitutivos, entre los que una gran parte es madera natural y originaria de los abundantes bosques de su territorio. La madera tiene el encanto de ser un material vivo, que incluso rayado y desgastado, mantiene su belleza intrínseca, transmitiendo calidez al usuario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *